Cómo aprovechar las pelotas de pádel

¿Alguna vez has contabilizado cuántas pelotas de pádel usas en un año? ¿Y en un mes? Ya seas una persona tiquismiquis que siempre quiere bolas a punto en cada partido o la típica “agarrada” que nunca compra bolas nuevas, seguro que son muchas. ¿Qué sueles hacer con las pelotas cuando estas ya no sirven? ¿Alguna vez has pensado en reciclar tus pelotas viejas de pádel? ¿Has oído hablar del presurizador de pelotas de pádel?

Pelotas de pádel y contaminación

La máxima de la sostenibilidad es <<Reducir, Reutilizar y Reciclar>>, además de otras erres como Reflexionar, Renovar o Recuperar. ¿Hacemos algo de esto con nuestras pelotas de pádel usadas?

Recientemente nuestro colega Manu Martín nos explicaba en un vídeo que actualmente (pese a la escasez temporal que vivimos) se fabrican unos 600 millones de pelotas de tenis y pádel al año, aproximadamente. Eso sin tener en cuenta otras similares como las frontenis. Los materiales con los que se fabrican las pelotas son el caucho y la felpa ambos hidrocarburos derivados del petróleo. Materiales no biodegradables. Eso supone fabricar 21.600 toneladas de caucho que, además, conlleva una emisión de 86.400 toneladas de CO2. Casi nada.

Mar de pelotas de tenis
Manto de pelotas

Pero no se acaba ahí. Dado que la gran mayoría de pelotas se fabrican en Asia, después de su fabricación, son transportadas a Europa en barco en un viaje de al menos un mes de duración. Por último, son redistribuidas por carretera a todos los puntos de venta. Esto supone un gran consumo de energía y más CO2 liberado a la atmósfera.

¿Son las pelotas de usar y tirar?

Sí y no. Es cierto que las bolas se quedan sin presión en dos o tres partidos, y en una o dos semanas las tenemos que descartar. Y, al ser materiales no biodegradables, si no se reutilizan, acabarán en algún bajo tierra en algún vertedero o en el peor de los casos en una isla de plástico en el océano. Además de este importante impacto medioambiental, al jugador y jugadora de pádel le supone un gasto crónico de dinero al comprar bolas nuevas cada poco.

Sin embargo, existen varias posibilidades para alargar la vida de las pelotas de pádel, mejorar la huella ambiental y ahorrar dinero.

Cómo alargar la vida de las pelotas de pádel

Represurización

Una primera opción es represurizar las pelotas de pádel. Para ello, hay dos posibilidades prácticas. Por una parte, como jugadores o jugadoras, resulta muy útil usar un bote de presión o bote presurizador de pelotas de pádel. Para quién no sepa qué es esto, básicamente es un cilindro en el que se introducen las bolas para que recuperen su presión óptima. Es una evidencia que, a medio plazo, sale rentable. Tanto al bolsillo como al medioambiente. Existen múltiples opciones en el mercado, que van desde los 6€ hasta los 55€.

Manu Martín y su presurizador de pelotas de pádel
Manu Martín y su presurizador casero de pelotas de pádel

La otra posibilidad, similar al bote presurizador pelotas de pádel pero a mayor escala (ideal para pelotas de entrenamiento de clubes, monitores, etc.) es la que ofrece de manera casi exclusiva https://reciclapelotaspadel.es/ . Esta empresa represuriza las pelotas de pádel, alargando su vida unas 4-6 semanas más por un precio muy reducido. Las ventajas son sorprendentes: si la pelota está en buen estado (salvo la presión) y en uso actual en los entrenamientos se pueden represurizar todas, de cualquier marca y un número indefinido de veces.

Reutilizar

Una segunda opción es la reutilización de las pelotas inservibles, dándoles una nueva utilidad. Aquí hay tantas ideas como imaginación puedas tener. También ayuda una simple búsqueda por internet. Desde juguete para perros, hasta respaldo de silla, juguetes para peques, abrefrascos, limpiahogar, adornos decorativos… La lista puede ser infinita.

En el siguiente vídeo os dejamos algunas ideas:

Y si ninguna de estas opciones te ha convencido porque las manualidades no son lo tuyo, aquí van otras ideas prácticas más sencillas aún:

Aunque en realidad, la opción de reutilización más concurrida es la de forrar las patas de mesas y especialmente sillas. Un gran porcentaje de clubes recoge tus viejas pelotas pádel y las entrega a colegios, donde además de evitar molestos ruidos y cuidar el suelo, también las usan en Educación Física.

Cómo aprovechar pelotas de tenis y pádel en sillas

Reciclar

Por último, otra posibilidad de verdadero reciclaje de pelotas de pádel es ¡convertirlas en energía! Existen nuevas iniciativas de valorización energética de las pelotas de tenis y pádel mediante un proceso de economía circular. Algunos clubes como el prestigioso Real Club Polo de Barcelona ya se han decantado por esta opción.

Itinerario de reciclado de pelotas de pádel de green ball

Así que ya sabes: te hemos dejado múltiples ideas para que, con pequeños gestos, puedas prolongar de una u otra forma la vida de tus pelotas de pádel. Colaborar con el medioambiente es responsabilidad de tod@s. ¡Contamos contigo!

Pablo Martinez

Fundador de Todo Tu Pádel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *