Pádel y psicología (II)

En esta nueva entrega sobre factores psicológicos, continuación del artículo La psicología en el pádel, te acercamos dos nuevos conceptos en psicología aplicados al pádel: la profecía autocumplida y el lenguaje no verbal.

Profecía autocumplida

En la mayoría de manuales, este término aparece como sinónimo del Efecto Pigmaleón, del cual hablamos en la entrega anterior. Pero queremos sacarle un pequeño matiz: enfocar la profecía autocumplida como los mensajes y expectativas que tenemos, no sobre nuestra pareja, sino sobre nosotros mismos. Como ya hemos visto, la autoimagen que tengamos condicionará nuestros resultados, y este concepto nos dice que, si me convenzo de que, por ejemplo, siempre fallo los restos, mi actitud ayudará a cumplir la profecía, y mi atención se centrará solo en los restos fallados. Por el contrario, si mi mente alimenta la idea contraria (el acierto), en positivo, el resultado será mucho más favorable.

Por eso es muy importante que nuestros pensamientos sean en positivo. Esto no está reñido con ser realistas: cuando fallo una bola, ¿qué tipo de mensajes (autoinstrucciones) me digo?

A) Qué malo soy / Otro fallo más / Oportunidad perdida

B) La próxima entra / La idea era buena / Oportunidad de mejora

Las diferencias hablan por sí solas. Si descubrimos que somos una persona negativa y que surgen mensajes del tipo A, está en nuestras manos iniciar el cambio.

Michael Jordan, psicología

En este punto, viene bien recordar famosas frases que sugieren una actitud positiva como lemas de vida:

“Querer es poder”

“Todo es imposible hasta que se hace”

“El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin desanimarse”

“He fracasado una y otra vez, por eso he tenido éxito” (Michael Jordan)

“Un ganador es un soñador que nunca se rindió” (Michael Jordan)

Kobe Bryant psicología

Y tantas otras como estas. ¡Déjanos tu favorita en los comentarios!

Lenguaje no verbal

Hasta ahora hemos dado importancia a aspectos como la actitud, las expectativas y los automensajes. Pero en la comunicación también juega un papel muy importante el lenguaje corporal que nos acompaña. Mensajes verbales y no verbales van de la mano, y deben concordar y ser coherentes.

En esta ocasión tomaremos como referencia un artículo de Rodri Ovide en donde nos explica que si estamos mal mentalmente nuestro cuerpo lo refleja, y viceversa. Lo interesante del tema es que a través del lenguaje corporal podemos ayudar a mejorar nuestros pensamientos. Esa es una de las conclusiones de este estudio de la psicóloga social Amy Cuddy. En ellas se afirma que, con tan solo 2 minutos de una actitud corporal positiva podremos mejorar nuestros pensamientos.

Mari Carmen Villaba
Mari Carmen Villalba. Foto: www.worldpadeltour.com

Estos resultados se basan en los niveles de testosterona y de cortisol (hormona del estrés). El estudio -aquí puedes consultar el original-, muestra que el nivel de testosterona aumenta un 20% tras activarse con posturas y gestos positivos, en tanto que se reduce en un 10% con las posturas débiles y derrotistas.

Al mismo tiempo, el cortisol desciende en un 25% con lenguaje verbal positivo mientras que en su versión opuesta aumenta en un 15%. Las diferencias son suficientemente significativas como para considerarlas.

A nadie le gusta fallar y todos alguna vez nos hemos reprochado o hasta golpeado con la pala. Pero una vez conocido este estudio, diríamos que, con independencia del marcador, merece la pena tratar de estar en pista con la cabeza alta, espalda erguida, apretar el puño, celebrar puntos y animar siempre a la pareja.

Así que ya sabéis, mens sana in corpore sano... ¡Manos a la obra!

Marrero y Josemaría
A tu pareja, siempre una sonrisa. Foto: www.worldpadeltour.com

Recomendado

Si te ha gustado este artículo, quizá te interesa algún otro de nuestra sección de pádel y psicología de El Rincón del Míster:

Pablo Martinez

Fundador de Todo Tu Pádel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.