Aspectos tácticos de la volea

Ya sabes cuándo se puede usar la “táctica australiana” y las normas sobre el cambio de lado durante el set. Ya hemos analizado los fundamentos tácticos y cómo hacer la bandeja. Y ahora podrás dominar los aspectos tácticos de la volea. Una nueva entrega de Adrián López (@elrincon.delpadel) en su esquina: El Rincón del Míster.

A-B-C: la volea

El golpe de volea es uno de los elementos básicos del juego en pádel. Está presente en prácticamente todos los puntos y constituye el grueso de todos los golpes que se realizan a lo largo de un partido, especialmente cerca de la red. Es un golpe clave para trabajar el punto, sacar ventaja e incluso llegar a definir. Por ello, el dominio de la volea es fundamental para cualquier jugador de pádel.

En el artículo de hoy vamos a diferenciar entre dos tipos de volea según nuestra posición en la pista: la volea de ataque y la volea de transición.

Final de WPT Barcelona Master

Aspectos tácticos de la volea

¿Dónde se realiza la volea de ataque y dónde la de transición?

Para verlo, vamos a recurrir al famoso semáforo táctico de las diferentes zonas en pádel:

Semáforo táctico de pádel
Zonas tácticas en la pista

Existen 3 zonas: la zona de defensa (desde la pared de fondo hasta la línea de servicio), la zona de transición (unos 3 metros hacia delante desde la línea de servicio) y, por último, zona de ataque (unos 3 metros hacia atrás desde la red).

Por tanto, la volea de ataque la realizamos en la zona de ataque y la volea de transición más atrás, en la zona de transición.

¿En qué consiste la volea de ataque?

La volea de ataque se realiza cerca de la red, bien posicionados y en una situación de ventaja táctica con respecto a rival, pues, a priori, los rivales están en defensa. Esta situación de ventaja nos permite asumir mayores riegos, ya que la probabilidad de fallo es menor.

El objetivo táctico de esta volea es sacar una ventaja considerable en el juego o bien definir el punto. A nivel técnico, debido a la posición favorable de ataque en la que nos encontramos, podemos buscar realizar un mejor golpeo, buscando más potencia, profundidad o efecto.

Semáforo táctico: zona de volea de ataque
Zona de volea de ataque

¿Y la volea de transición?

La volea de transición, como hemos visto en la foto, se realiza desde más atrás. Tácticamente no se trata de un golpe de ataque, sino de contraataque.  Esta volea se utiliza principalmente cuando estamos subiendo a la red y nos devuelven la pelota al cuerpo o los pies. En ese caso, voleamos para seguir subiendo y obtener la red.

El objetivo táctico no es definir el punto, sino darle continuidad al juego para, en la siguiente acción, tomar la red y así estar en situación favorable. Por ello, no conviene asumir riesgos en este golpe.

Semáforo táctico: zona de volea de transición
Zona de volea de transición

A nivel técnico, este tipo de volea se realiza casi siempre desde una posición incómoda, ya que estaremos en movimiento, subiendo a la red. Por tanto, muchas veces no se podrá realizar un buen armado, siendo suficiente con poner la pala y bloquear la bandeja o golpe rival. Es decir, no podemos exigirnos mucho técnicamente, aunque sí requiere de reflejos y velocidad de reacción.

Esta volea ayuda a cambiar la iniciativa del punto, ya que se puede pasar rápidamente de una situación de defensa a una de ataque. Eso sí, se corre el riesgo de no ser capaces de volear el golpe rival, por tanto, hay que usarla con cuidado y tras estudiar bien al contrincante.

Estos han sido unos sencillos aspectos tácticos de la volea que nos ayudarán a organizar mejor nuestros golpes de forma automática durante el transcurso de los puntos.

Adrián López Sánchez | Madrid, España
Jugador y entrenador de pádel
Profesor de Educación Física y TAFAD
Instagram: @elrincon.delpadel

Adrián López

Adrian López Sánchez | Madrid, España Entrenador de Pádel y profesor de Educación Física y TAFAD Instagram: elrincon.delpadel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *