Tips para jugar en invierno

¿Cambia el juego del pádel en función de la época del año? La respuesta es obvia: sí. Principalmente se suele diferenciar entre el verano y el invierno, aunque lo realmente relevante es la temperatura. Lógicamente también influye la altitud y si se juega indoor o outdoor, pero sobre eso hablaremos en otro artículo. Hoy os traemos unos tips para jugar en invierno, apoyándonos en las siempre didácticas enseñanzas de Manu Martín.

El “remate de invierno”

En el vídeo adjunto, se comprueba la diferencia entre una bola “caliente” y una bola normal. La bola caliente bota más. Es decir, en verano, con temperaturas más altas, la bola bota más, rebota más, sale más. Será más sencillo traerla de vuelta, sacarla de la pista, etc.

Por contra, con la bola fría, temperaturas bajas y frío, la pelota va a rebotar menos. Es por ello que este dato importante no debe pasar desapercibido en nuestra forma de jugar. No solo por los resultados y en el plano táctico, sino también para evitar lesiones y cuidar el cuerpo.

En el llamado “remate de invierno”, como se explica en el vídeo, no interesa golpear a la bola muy arriba (como en un remate estándar), sino que se deja caer un poco más. Y, a diferencia de un remate de verano, no se busca que la bola suba mucho, sino que tenga un rebote bajo.

La dirección también cambia. La idea no es sacarla de la pista ni traerla de vuelta. Es por ello que, como recomienda Manu Martín, lo ideal es buscar “la línea del cuerpo” o los pies del rival. Es decir, que se tenga que apartar. O eso, o bien el medio (en caso de que, al armar el remate, los rivales se abran).

Tips para jugar en invierno

“Es que la bola no salía nada”. “No me traje ni una bola”. “Es que había mucha humedad y hacía mucho frío”. ¿Situaciones o excusas? Parte y parte. Como hemos dicho, el invierno tiene unas circunstancias climatológicas concretas que no pasan desapercibidas en el 20×10. Por eso te dejamos aquí unos tips prácticos para jugar en invierno que ayudarán a mejorar tu juego.

  • Cuida tu pala. En algunos puntos geográficos, las temperaturas son realmente bajas o hay mucha humedad. Vigila dónde queda tu pala: fuera de la funda, en el maletero, etc.
  • Vigila el estado de las bolas. No solo por el bien del juego, sino para evitar lesiones. Procura mantener las bolas en un bote de presión.
  • Calienta especialmente bien. Alarga el calentamiento un poco más, o hazlo más intenso. Despréndete de tu ropa progresivamente.
  • Usa el remate de invierno. O en su defecto, juega más bandeja. No te dejes el brazo (ni los puntos) en tiros en los que te quedarás vendido.
  • Cristales húmedos. Es posible que, por condensación, los cristales estén un poco empañados o húmedos. En este caso, baja la velocidad de juego, y busca las paredes laterales.
  • Baja la velocidad de juego. Derivado de lo anterior: en estas condiciones, añadiendo velocidad no añadirás dificultad.
  • Juega más plano que cortado. Por la humedad, al cortar la bola, flota más, patina. Evita esa pérdida de precisión y control jugando plano.
  • Flexiona bien. En defensa, juega bien flexionado: la pelota tendrá rebotes bajos.

Comparte con tu pareja y colegas estos tips y diles que… ¡Vayan preparando nuevas excusas! 😂 Y si no, que se lo digan a estos titanes, a los que no hay excusa que les pare:

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de 𝑻𝒐𝒅𝒐 𝒕𝒖 𝑷𝒂́𝒅𝒆𝒍 (@todotupadel)

El Rincón del Míster

Si te ha resultado útil, no dejes de visitar otros artículos de nuestra sección El Rincón del Míster. Quizá te interesen entradas sobre:

Pablo Martinez

Fundador de Todo Tu Pádel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.